Skip to content

Mi iaia dice mamá

Mi iaia tiene 97 años, un ojo, casi nada de movilidad y grita mamá.
Mi iaia es como una niña pequeña. Lleva pañales, no vocaliza muy bien, te llama por la noche y muchas veces no quiere acabarse la comida. Mi madre no deja que se marche, la retiene en contra de su voluntad. Invisiblemente le coge la mano aún con fuerza, aunque cada vez menos. Se resiste a la idea de perderla para siempre, aunque mi iaia ha dejado de ser la señora Antonia.
Cuando mi iaia se vaya se irán lentamente los fantasmas que habitan su cuarto. Se irá el sufrimiento de ver el paso del tiempo, se acabará el dolor por un tiempo.

Categories

Más...

Desajustes

Todo va viento en popa. Tu carrera, tus relaciones, tu salud, tus objetivos personales… Y con toda la ilusión te vas de “vacaciones” a España.

Read More »

Hay olas en Cancun

El mar ruge con fuerza esta mañana, la espuma blanca cubre el azul turquesa que normalmente brilla en esta playa de Cancun. Me gusta ver

Read More »

Reinventando lo ya inventado

Me permito esta época extraña donde la gente está encerrada en sus casas, algunos optimistas y otros con incontables dudas, a dónde nos lleva esto…

Read More »

Leave a Reply

Your email address will not be published.