Skip to content

Cada dia en bus a la SEAT

Cada día se despierta, se viste muy a su pesar, sobretodo en invierno, coge su bolso y se lleva una tostada a la boca bien untada de mantequilla y mermelada. Una calle hacia abajo, gira a la izquierda a coger Navas, una manzana más abajo y espera el bus en Meridiana. Subir al bus después de esperar cinco minutos eternos resistiendo el frío polar de Barcelona y encontrarse los mismos zombies de siempre. Echar la cabeza atrás e intentar encajar las piernas para cerrar los ojos y empezar a soñar.

Ayer en la frutería, una señora de unos sesenta años me preguntó:

– ¿A que sabe el mango?

– Mmmm… A mango…

– Nunca lo he probado.

– Pues ya toca, ¿no?

Sentí lastima por esa señora que no había probado un mango en su vida y que, probablemente, no lo haría nunca o, en el caso de hacerlo, podría ser una de las mayores aventuras de su vida. Pensé todo esto, equivocada tal vez, y me invadió una sensación momentánea de superioridad hacia esa persona. Luego, todo esto me hizo pensar en que hay cosas en esta vida que nunca voy a probar. Soy esa señora de algún modo; no quiero una vida plana sin probar el mango, se me acaba el tiempo.

IMG_20131114_221158

Categories

Más...

Desajustes

Todo va viento en popa. Tu carrera, tus relaciones, tu salud, tus objetivos personales… Y con toda la ilusión te vas de “vacaciones” a España.

Read More »

Hay olas en Cancun

El mar ruge con fuerza esta mañana, la espuma blanca cubre el azul turquesa que normalmente brilla en esta playa de Cancun. Me gusta ver

Read More »

Reinventando lo ya inventado

Me permito esta época extraña donde la gente está encerrada en sus casas, algunos optimistas y otros con incontables dudas, a dónde nos lleva esto…

Read More »

Leave a Reply

Your email address will not be published.